El gobierno "de progreso" nos vende la "vuelta del revés" de la Rendición de Breda como un logro. Los progres nos lo venden como un acto "antifascista". Ser antiprogre, ser antipsoe y antipodemita es una virtud.

— Santiago Armesilla ☭🇪🇸 (@armesillaconde) July 21, 2020