Ana Julia Quezada pide que le quiten las esposas y rompe a llorar en el juicio por el crimen del pequeño Gabriel Cruz. Vestida de impoluto blanco, la autora confesa del asesinato se ha roto al ver entrar al jurado popular. Se enfrenta a una pena de prisión permanente revisable. pic.twitter.com/DpZQhBryb1

— La Vanguardia (@LaVanguardia) September 9, 2019