Un joven oso se internó en el centro de la ciudad de Magadán (Lejano Oriente de Rusia), donde fue finalmente abatido por la Policía tras una persecución de varias horas al considerar que se había convertido en una amenaza para la seguridad de la población pic.twitter.com/ZyGA0YVBwI

— RT en Español (@ActualidadRT) August 14, 2019