Lo peor de esta propuesta y declaraciones, más allá de su intención de quiebra social, de utilización del lenguaje como arma política y su supremacismo sin paliativos -ni Vox va tan lejos-, es que nos hacen preguntarnos cuánta gente piensa así dentro del independentismo catalán. https://t.co/D7lBYT4lf0

— Daniel Bernabé (@diasasaigonados) February 12, 2020