#MIRONEWS Es increíble que tanta gente tenga más miedo a una enfermedad cuya mortalidad es ridícula que a unas inyecciones experimentales terribles que te pueden cambiar tu ADN, provocarte infartos, ictus, demencia y que además no inmunizan. Un aullido

— FERNANDO LÓPEZ-MIRONES (@FLMIRONES) August 2, 2021