Yo creo que el mensaje es claro: si España se opone a algo que venga de la UE, o si algún día incluso quisiera salirse de ella, la cuestión territorial y su reconocimiento a los secesionismos será su arma de chantaje, como lo ha sido otras veces.

— errordesconocido (@errordesconocid) December 19, 2019