Policías tirando la puerta de un domicilio privado de ciudadanos españoles sin orden judicial por el delito de reunirse durante el confinamiento y policías dejándose abofetear en un autobús por un moro.
Es todo muy loco.

— Gonzalo (@gonnassau) October 18, 2021