Cómo no. Él se suma a todas las primaveras yankees del planeta a ver si cae bien a alguien y le hacen un poco de caso. Normal, porque por el otro lado, China a ese no quiere ni olerlo de lejos. Pobre Carles... https://t.co/PV1W01Nyqz

— Marina (@mpivila) August 10, 2020