Stephan Bancel, CEO de Moderna, explicando que tienen un pequeño problema con sus vacunas de ARNm: que las tienen que tirar a la basura porque la gente no las quiere. Dice que tienen que tirar 30 millones de dosis a la basura. Acaba de anunciar que donará gran parte de su fortuna pic.twitter.com/uSMaSnSq23

— Bea Talegón (@BeatrizTalegon) May 26, 2022